El Complejo Ambiental de Zonzamas cuenta con unas nuevas instalaciones, en la que se produce un proceso completo de estabilización de los residuos de materia orgánica seleccionados en la planta de clasificación.

Este proceso se realiza en 3 fases:

 

  • FERMENTACIÓN en túneles de compostaje. Estas instalaciones consisten en un troje de acopio de la materia orgánica (superficie de 95,4 m2) y ocho túneles cerrados de fermentación (superficie aproximada de 1.952 m2).
  • AFINO una nave cerrada de afino (con una superficie aproximada de 432 m2) donde el material obtenido se tamiza mediante diferentes procesos. La nueva línea de afino está formada por un alimentador, un trómel de cribado, una mesa densimétrica y cintas transportadoras.
  • MADURACIÓN. Esta fase se realiza en una nave cerrada (con una superficie aproximada de 1.815 m2). El resultado de este proceso es la obtención de un material bioestabilizado.

El aire resultante de los procesos de fermentación, afino y maduración  se depura mediante su paso por un sistema de humectación (scrubber) antes de llegar a los correspondientes biofiltros. Al sistema de tratamiento de aire se le incorpora el aire viciado de otras áreas operativas del Complejo Ambiental.