El Complejo Ambiental de Zonzamas cuenta con un vertedero en el que se depositan los residuos que no han podido ser recuperados y mandados a reciclar. Esta es la última opción que se toma a la hora del tratamiento de los residuos y se realiza únicamente con los residuos procedentes del rechazo de las operaciones de clasificación y con los residuos que no pueden ser sometidos a tratamiento debido a su alto grado de mezcla.

La separación de los residuos en origen tiene una importancia fundamental para facilitar el proceso de recuperación, clasificación y reciclado con un aprovechamiento máximo, ya que los residuos previamente separados pueden aprovecharse en más de un 90%, evitando de esta forma su disposición en el vertedero.

El vertedero cuenta con diferentes sistemas que permiten el funcionamiento del mismo con un alto nivel de protección medioambiental:

 

  • Impermeabilización del vaso de vertido y sistema de recogida de lixiviados.
  • Sistema de captación de biogás, con 27 pozos de desgasificación
  • Sistema de control y vigilancia ambiental, con 4 piezómetros de control.
  • Nueva celda de vertido

 

Descubre el resto de instalaciones que conforman el Complejo Ambiental de Zonzamas